SMART: Establece Tus Metas


SMART es un acrónimo compuesto de cinco (5) palabras donde presenta una metodología para establecer metas y objetivos. Sin  importar el tema: desarrollo personal, desarrollo de un plan personal u ocupacional o desarrollo de algún negocio te dicen que debes que tener tus metas precisas; hablando en “blanco y negro”, si quieres tener éxito en cualquier cosa que decidas iniciar, necesitas tener metas claras.

Esta metodología, SMART, fue creada en el 1981 por George T. Doran, Director de Planificación Corporativa de Washington Water Power Company. 

Él vio que al ayudar a la gente a enfocar su atención en la metodología (SMART), ellos mejorarían sus posibilidades de éxito. Con los años, la gente ha adaptado algunas de las palabras originales con términos diferentes para satisfacer sus necesidades específicas.

Establecer metas claras no te garantiza que las lograrás todas, pero si no las estableces no hay manera de  lograrlas.

Establecer tus metas es importante …

  • Te ilustra un camino definido a seguir.
  • Te permite evaluar tu progreso.
  • Te ayuda a establecer límite de tiempo y espacio.
  • Las personas que establecen metas tienen hasta 90% mejores resultados que lo que emprendan el proyecto que inicien.

Por esas razones y muchas más las metas deben ser: claras, específicas y retadoras.

Metodología SMART:

  • Specific (eSpecífico)
  • Measurable (Medible)
  • Achievable (Alcanzable)
  • Relevant, Realista (Relevante)
  • Time-bound (a Tiempo)

Hay otras variantes que se adaptan al acrónimo SMART diferentes significados a cada una de las letras  dependiendo el tema en que se usen:

  Adaptaciones de la Metodología SMART
Specific (eSpecífico) eStratégico, Significante.
Measurable (Medible) Motivador.
Achievable (Alcanzable) Aceptable, Acordado, Alineado con la estrategia.
Relevant (Relevante) Real, Razonable, orientado a Resultados.
Time-bound (a Tiempo) Tangible, con Tiempo limitado, límite en tiempo, fechas

Specific (eSpecíficos): ¿El objetivo lo has definido de forma precisa?

– Evita palabras ambiguas.

– Pregúntate: ¿A qué me refiero cuando digo …?
– Identifica el contexto.
– Desmenuza los componentes del objetivo

Pregúntate:

  • Qué. Detalla lo que quieres lograr con tu objetivo.
  • Cuál. Incluye posibles obstáculos reales que te impedirán alcanzar tu objetivo.
  • Quién. Persona asignada para alcanzar el objetivo. Puede tratarse de un trabajo para una tercera persona. En muchos casos somos nosotras mismas.
  • Dónde. Si la ubicación es importante para cumplir un objetivo no debes olvidar el “dónde”.

Si deseas bajar de peso, cuántas libras menos para qué fecha. Si deseas aumentar tu clientela, cuántas personas te propones impactar y en cuánto tiempo. Si deseas cambiar de ocupación, para cuándo vas hacer los cambios, si necesitas capacitarte: cuánto dinero tienes para ello, cuánto tiempo te llevará hacer esa transición.

Measurable (Medibles): ¿Puedo medir el resultado del objetivo que he definido?

– El objetivo debe poder medirse en costo, cantidad, calidad, tiempo,…
– Los objetivos sensibles de ser medidos pueden ser confirmados o verificados una vez que se han alcanzado: “No puedes realizar lo que no puedes medir”
– Al definir el objetivo puedes preguntarte: ¿Cómo saber que he alcanzado mi objetivo?
– Es importante tener claro y definido el método o sistema de medición que será aplicado para conocer los logros de los objetivos.

Al redactar un objetivo debemos hacernos estas preguntas:

  • ¿Cuánto? ¿Cuántos?
  • ¿Cómo sabré cuándo se haya cumplido? (con el objetivo o meta).

Medir significa seguimiento.

En el próximo artículo finalizaré la explicación del método SMART para que puedas usarlo y llevar a cabo tu plan. Espero que este artículo te haya ayudado en tu crecimiento y desarrollo personal y profesional. Me gustaría que dejaras tu comentario.

smart